Asociaci´┐Żn de Escribanos del Uruguay

COLEGIACIÓN

13.09.2007

La Comisión Directiva Nacional y los Presidentes de Filiales de la Asociación de Escribanos del Uruguay, EXPRESAN:

(Al final del texto se encuentra el Anteproyecto de Colegiación de AUDU)

  • El Colegio, forma organizativa adoptada desde hace mucho tiempo por la gran mayoría del Notariado mundial, es un instrumento de autorregulación, creado bajo la garantía de la ley, con funcionamiento plenamente democrático. Permite la búsqueda del perfeccionamiento en la prestación de los servicios profesionales y el control, con las debidas garantías, del correcto ejercicio profesional en lo ético y disciplinario.
  • En el caso de la profesión notarial por tratarse de una función pública delegada por el Estado en los escribanos, la colegiación fue siempre una aspiración necesaria y con especificidades propias, a tal punto que ya en 1875, bajo la denominación de Colegio de Escribanos del Uruguay, se creó la primera organización del notariado nacional, aunque sin llegar a recibir de la ley las atribuciones que con ella se procuraban.
  • En varios Congresos Nacionales autoridad suprainstitucional que reúne a escribanos socios y no socios de la Asociación de Escribanos del Uruguay , el notariado uruguayo se pronunció reiteradamente a favor del Colegio como la mejor forma reglamentaria de nuestra profesión. El último Congreso Nacional de Escribanos, reunido en Minas en 1988, resolvió por unanimidad, procurar la creación por vía legal del Colegio de Escribanos del Uruguay. Ello quedó consagrado, junto con otras propuestas, en el anteproyecto elaborado por las Comisiones y aprobado por el Plenario de dicho Congreso.
  • La indiferencia, la incomprensión o la desinformación del sistema político, frustró el avance legislativo de dicho anteproyecto, presentado al Parlamento el 28 de noviembre de 1997.
  • Ratificando esa vocación colegialista, la reforma estatutaria de la AEU aprobada por la Asamblea General del gremio en diciembre de 2004, y aprobada por el Poder Ejecutivo según resolución de 9 de noviembre de 2006, incluyó dentro del objeto de la Asociación Crear el Colegio de Escribanos del Uruguay (art. 2° literal a). A la decisión del Congreso, se agrega ahora el mandato de nuestro Estatuto.
  • El actual proceso legislativo referido a la colegiación legal de los profesionales universitarios, se inició con la creación, en abril de 2007, a iniciativa del Vicepresidente de la República Rodolfo Nin Novoa, de un Grupo de Trabajo integrado por representantes de la A.E.U., la Agrupación Universitaria del Uruguay (A.U.D.U.), el Colegio de Abogados, representantes del Ministerio de Educación y Cultura y del Poder Legislativo.
  • Ese Grupo de Trabajo hizo suyo el anteproyecto de la Ley Marco elaborado por la A.U.D.U., que proyecta regular la actividad de todas las profesiones universitarias. Dicho anteproyecto fue aprobado en la Asamblea General Extraordinaria de A.U.D.U. de fecha 03 de mayo de 2007, con el voto favorable de las agremiaciones presentes, 4 abstenciones y ningún voto en contra.


DISPOSICIONES DEL ANTEPROYECTO DE A.U.D.U.:

El régimen proyectado regirá para todas las profesiones, sin perjuicio de las leyes o normas que contemplen las especificidades de las profesiones cuya tipicidad lo requiera.

Los colegios profesionales serán personas jurídicas de derecho público no estatal (art.7) de afiliación necesaria, requisito inherente a la colegiación, de la misma forma que desde siempre lo fue para los escribanos el juramento y la inscripción en la matrícula, el registro de firma y signo, y la afiliación a la Caja Notarial. No obstante ello, en nuestro gremio, la afiliación voluntaria a la A.E.U. del 95% del colectivo, nace de lo que podría calificarse como una obligación moral asumida por el notariado uruguayo.

El anteproyecto (art.39) permite asimismo la existencia de asociaciones gremiales con fines sociales, académicos, culturales, recreativos, etc.

La estructura orgánica de los Colegios (arts. 10 y sigs.) incluirá: I. Un Colegio Nacional por cada profesión. II. Filiales departamentales o regionales. III. Los siguientes Órganos: a) Asamblea. b) Junta Directiva. c) El Tribunal de Disciplina. d) Comisión Fiscal. e) Comisión Electoral.

Se prevé asimismo la formación de una Asamblea Representativa Constituyente por cada Colegio (arts. 32 y sigs.), en cuya elección tendrán derecho a intervenir todos los profesionales que integren el padrón de activos y pasivos, y su cometido principal será la elaboración y aprobación del Estatuto y el Código de Ética de cada Colegio.

Los órganos serán electos en todos los casos (Art. 28) por los integrantes de cada profesión, por voto secreto y con control de la Corte Electoral, y los cargos se adjudicarán por representación proporcional integral (régimen de mayor cociente).

Los Colegios tendrán los siguientes cometidos y atribuciones (art.9):

a) Llevar la matrícula de los profesionales universitarios que correspondan a su competencia, excluyéndose a texto expreso la limitación de la matrícula. El anteproyecto del Congreso de Escribanos de 1988 proyectaba el cierre de la matrícula, respetando en todos los casos los derechos adquiridos no sólo de todos los Escribanos incorporados a la matrícula, sino además, por el término de 9 años contados desde la iniciación del año lectivo en que fuere promulgada dicha ley, de todos los estudiantes inscriptos en la carrera de Notariado. Hoy, razones de estrategia política y legislativa han llevado a nuestra A.E.U. a postergar la legítima reivindicación de llegar a un número programado de escribanos, sin renunciar a la misma.

b) Defender la dignidad profesional, brindar las debidas garantías y hacer respetar los derechos de los usuarios de servicios profesionales y de quienes ejercemos las profesiones.

c) Mantener actualizadas la capacidad y competencia técnica de los profesionales. La promoción de la formación jurídica y el desarrollo curricular y profesional voluntaria y no impuesta de los escribanos, es una anhelada pretensión del notariado nacional.

d) Ejercer con las debidas garantías, tanto para los usuarios de los servicios profesionales como para los colegiados, el control y la potestad disciplinaria de la actuación profesional desde el punto de vista ético y deontológico y del cumplimiento de las normas legales y reglamentarias que la regulan.

e) Definir las incumbencias de la profesión involucrada, actuando para prevenir y dirimir conflictos entre sus matriculados.

f) Aplicar el principio de reciprocidad con otros países y regiones.

El Anteproyecto no establece la realización de exámenes para continuar en el ejercicio profesional, así como tampoco la determinación de incompatibilidades de actuación.  Estos y otros temas de interés gremial para nuestra profesión, serán tratados y resueltos en el próximo Congreso Nacional de Escribanos. La Comisión Directiva Nacional resolvió como fecha tentativa para la realización de dicho Congreso  el mes de Agosto de 2008, en el cual participarán y darán su opinión todos los escribanos, activos y pasivos, afiliados y no afiliados a la A.E.U.

ALGUNAS REFLEXIONES FINALES

Los riesgos que para nuestra profesión ya se habían advertido en 1988, en estos casi 20 años se han multiplicado en forma alarmante. Para evitar que continúe el deterioro de nuestra profesión, es imprescindible su transformación.

El cincuenta por ciento de los escribanos no puede VIVIR decorosamente de nuestra profesión. Hoy un 15% de escribanos concentra el 85% del trabajo profesional.

Existen en la actualidad grupos de poder que hacen peligrar el ejercicio liberal de nuestra profesión, cuando someten a colegas a ejercer el notariado en un régimen que los somete a un peligroso juego de presiones e influencias que hacen peligrar seriamente los principios de imparcialidad e independencia.

El aumento de la competencia desleal y el creciente incumplimiento de las normas que regulan nuestra actividad profesional, constituyen un índice elocuente del aumento de las violaciones éticas y legales que atentan contra la confianza que el público tiene de nuestra función y la seguridad jurídica que justifica nuestra existencia profesional. Valgan como ejemplo las escrituras sin matriz que infectan y corrompen el tráfico jurídico, generando un desprestigio que nos alcanza a todos.

Es imperioso revertir ese panorama, proteger el interés social de nuestra profesión y asumir como propia la necesidad de que existan reglas claras de organización, responsabilidad, imparcialidad e independencia, a efectos de permitir el ejercicio profesional con respaldo legal, y prevenir riesgos, con el valor añadido de contribuir a la seguridad jurídica.

Más allá de las acciones que la A.E.U. ha venido implementando, es imprescindible encontrar instrumentos mejor dotados que permitan obtener esos resultados. Junto con el gremio, creemos que uno de esos instrumentos  es el Colegio.

No concebimos al escribano como una persona dedicada a completar formularios. Lo concebimos como lo que debe ser: un avezado jurista, permanentemente actualizado, un ser pensante que cumpla a cabalidad con su función asesora, documentadora y fedataria.

Se hace necesario tener una estructura orgánica con respaldo legal, que deba ser consultada cuando se tomen iniciativas legislativas o administrativas que directa o indirectamente involucren o pretendan modificar las incumbencias de nuestra función notarial.

El Colegio será una herramienta que contribuya a lograr ese justo equilibrio , velando por el interés público tutelado y contemplando la ética especial de nuestro trabajo profesional, con el respeto consagrado -en todos los casos- de los derechos adquiridos y otorgando siempre las máximas garantías.

Montevideo, 12 de setiembre de 2007

Comisión Directiva Nacional:

Esc. Gerardo de los Reyes - Presidente
Esc. Rosa Ana Lombardi - Vicepresidenta
Esc. Ana Canobbio - Secretaria
Esc. Alcides Chialvo - Tesorero
Esc. Silvana Alterwain - Prosecretaria
Esc. Juan Pablo Croce
Esc. José Luis Berlingeri
Esc. Lydia López

Presidentes de las filiales:

Esc. Jorge Riani - Filial Artigas
Esc. Patricia Bonino - Filial Canelones
Esc. Eleonora Ibáñez - Filial Cerro Largo
Esc. Nahir Velásquez - Filial Ciudad de la Costa
Esc. José Luis Sarachu - Filial Colonia
Esc. Claudia Colet - Filial Durazno
Esc. Arturo Bula - Filial Flores
Esc. Laura Buchelli - Filial Florida
Esc. Alba Guarnerio - Filial Las Piedras
Esc. Gustavo Echavarría - Filial Lavalleja
Esc. Rúben Rodríguez - Filial Maldonado
Esc. Malvina Costa - Filial Pando
Esc. Hugo Giupponi - Filial Paysandú
Esc. Sergio Cabrera - Filial Río Negro
Esc. Carlos Camargo - Filial Rivera
Esc. Néstor Fonseca - Filial Rocha
Esc. Roberto Zunini - Filial Salto
Esc. Juan Martín Alvarez - Filial San José
Esc. Carina Julieta Rabaquino - Filial Santa Lucía
Esc. Juan Alcides Chialvo - Filial Soriano
Esc. Marta Huertas - Filial Tacuarembó (Vicepresidenta en ejercicio de la Presidencia)
Esc. Hugo Espinosa - Filial Treinta y Tres


Documentos Asociados:

COLEGIACION - AUDU Anteproyecto.pdf
(Documento en A4 que solo admite impresión)

Avenida 18 de Julio 1730, Galería del Notariado, nivel Guayabo
Montevideo, Uruguay
Código postal: 11200 Teléfono: (598) 2400 6400 -- Fax: (598) 2401 0637
Contactos institucionales