Visión descriptiva institucional

La Asociación de Escribanos del Uruguay (AEU) es una asociación civil con finalidad gremial, destinada al mejoramiento moral e intelectual del Notariado Nacional. Se encuentra afiliada a la Agrupación Universitaria del Uruguay desde 1941 y a la Unión Internacional del Notariado desde 1948, de la cual es miembro fundador. Tiene personería jurídica que ejerce la representación gremial en todas sus formas bajo un Estatuto que se encuentra registrado en el Ministerio de Educación y Cultura a estos efectos.

La afiliación es voluntaria y cuenta con una tasa de agremiación superior al 95% de los Escribanos en actividad. La masa social se compone de Escribanos profesionales activos y pasivos, honorarios y estudiantes de Notariado.

La Asociación de Escribanos del Uruguay se rige por la Asamblea Nacional, que es la autoridad suprema y se conforma por todos los socios activos de la institución. Por debajo de ella, se encuentra la Comisión Directiva Nacional (CDN), integrada por nueve miembros, la cual dirige y administra la institución.

Otro de los órganos estatutarios es el Tribunal de Ética (TE), conformado por once miembros, diez de ellos electos democráticamente y un onceavo designado por la CDN. El Tribunal de Ética tiene por cometido dictaminar en los asuntos que le sean sometidos por la Comisión Directiva Nacional referentes a la conducta ética y deontológica de los Escribanos socios o de aquellos que, sin serlo, se sometan a su jurisdicción.

Por último, desde el punto de vista de la dirección y contralor institucionales, se encuentran la Comisión Fiscal Nacional y la Comisión Electoral, integradas por tres y cinco miembros, respectivamente.

El mandato de todos los órganos estatutarios se extiende por un período de tres años y su elección se realiza por el voto secreto de los socios activos habilitados.

La Junta Nacional, que se constituye con la Comisión Directiva Nacional y los Presidentes de las Filiales, es de naturaleza consultiva y de asesoramiento.

La AEU cuenta además con diversas Comisiones Técnicas, de Trabajo e Interinstitucionales que contribuyen al prestigio de la institución. En el caso de las Comisiones Técnicas, que conforman el Instituto de Investigación y Técnica Notarial (IITN), sus coordinadores se reúnen en forma periódica cada quince días en el Consejo del IITN, que cumple la función ejecutiva, así como el asesoramiento a la CDN en los asuntos de índole técnico.

La base operativa de la institución se compone de una sede central ubicada en Montevideo, integrada por más de 70 empleados. Esta estructura se descentraliza en 23 Filiales ubicadas en el interior de la República, con presencia en todos los departamentos. Las Filiales agrupan a 40 empleados, no tienen personería jurídica y actúan por autoridad delegada de la CDN.

Dentro de las políticas de descentralización se encuentra el Centro de Resolución de Conflictos (CRC), cuyo objetivo es poner a disposición de las personas involucradas en un conflicto un medio sencillo, económico, rápido y eficaz que les permita alcanzar una pacífica solución en un ámbito de reserva y confidencialidad. Dichas actividades se orientan a particulares, sociedades, asociaciones, cooperativas, gremios y diferentes grupos de interés. Con relación a la operativa del CRC, cabe destacar que posee un estatuto propio y se conforma por un Consejo de Administración, electo entre sus miembros, más un delegado designado por la CDN, y por una Comisión Asesora coordinada por dos de sus integrantes. El ingreso a ambos órganos, como al Registro Nacional de Mediadores, debe ser propuesto por el Consejo y aprobado por la CDN.

Con relación a las principales actividades que desarrolla la institución se observan la defensa gremial, las acciones de bien público, la investigación y desarrollo de las ciencias jurídicas, la formación académica, la contribución a la cultura y la prestación de múltiples servicios.